Todo Emprendimiento, aunque en sus inicios se pueda diferenciar por sus objetivos, innovación y puesta en marcha. Al ir siendo exitoso e ir creciendo, dejará de llamarse Emprendimiento  y comenzará  a formar parte, en principio del pequeño y mediano mundo empresarial (PYME). Ahora, ¿Cuántos Emprendimientos están llegando a ese objetivo HOY, por razones de Marketing?

Hoy en día, vemos como se han ido consolidando en los últimos años, cada vez más iniciativas (públicas y privadas) para promover, fomentar y apoyar al emprendedor o al emprendimiento.  Apoyos que en su mayoría sugieren lo que se espera que resulte de la actividad de  emprender.

Pero emprender,  en atención a estas “ayudas”, se vuelve para algunos, una cacería, ya que para encontrar un negocio rentable, a corto plazo y establecer un nicho de mercado adecuado. Que necesite o solo no tenga a disposición lo que ofreces y poner en marcha una maquinaria de marketing, que sepa ejecutar esa habilidad de vender,   es el objetivo.

Con ello se incorporan al mercado no emprendimiento sino pymes pre-fabricadas, como especies de extensiones de negociantes y capitales

Que casi convierten en un monopolio las áreas de productos o servicios que ofrecen. Gracias al negocio del marketing, creando una competencia desproporcionada y en algunos casos desalentadores. Para el que verdaderamente tiene un proyecto a emprender y un espíritu emprendedor.

Cómo emprendedor se preguntará, si ¿el aparente éxito o fracaso ha tenido o tendrá que ver entonces con la ejecución de un buen plan de marketing?

Y aunque deba responder que la tendencia va hacia allí, me llega a la mente de inmediato la popular empresa Coca-Cola y me pregunto: ¿Cómo logró, siendo un emprendimiento, mantenerse en el tiempo y crecer, hasta hacer que pensáramos que necesitamos su producto inicial?

Podrías leer: Como dejar una huella al diferenciarse entre muchas marcas

Sólo hojeando un poco en el internet sobre su historia, podrás verificar que no fue sólo marketing  y aunque sí parece haber sido un buen negocio desde el principio, pasaron años y años para consolidar su marca sólo a nivel nacional. Y con esta frase: “…años y años…”

En resumen, una visión ejecutada con constancia y autonomía y no solo basada en fundamentos financieros, económicos ni de mercado, es la que se convierte en exitoso

Si tenemos en cuenta esto, y comenzamos a utilizar el Marketing como apoyo de crecimiento de un verdadero Emprendimiento, y no como base para crearlo,  podremos cambiar la tendencia,  ya que  en principio servirá, al propio emprendedor.

Que al entender mejor la situación, tendrá menos dudas al iniciar y menos deseos de abandonar ante la posible competencia, que gracias a acceder a un mejor plan de Marketing pueda posicionarse mejor que su emprendimiento en el mercado.

Y al consumidor, que podrá comenzar a mirar algunos esfuerzos empresariales, por su constancia, coherencia con su Visión y Misión. Más que la popularidad y éxito económico,  que a veces solo puede significar que hay detrás, un buen plan de marketing,  y no necesariamente el corazón y la capacidad que puede ofrecer un verdadero emprendedor.

Todo esto nos hace recordar la tan famosa frase de Steve Jobs, que usan algunos grandes vendedores como clave:

“…A menudo los clientes no saben lo que quieren hasta que se los muestras…”

Entonces que se debe hacer: “Le muestras que necesita lo que él no sabía que necesitaba”.

También podrías leer:

Una pequeña preparación Psicológica no está demás

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.