Nuevas críticas a Facebook por orientación de anuncios con intereses sensibles

¿Está Facebook pisoteando las leyes que regulan el procesamiento de categorías confidenciales de datos personales? Esto al no solicitar a las personas su consentimiento explícito antes de hacer nuevas inferencias sensibles sobre su vida sexual, religión o creencias políticas.

Una investigación realizada por The Guardian y Danish Broadcasting Corporation descubrió que la plataforma de Facebook permite a los anunciantes orientar sus anuncios a los usuarios. En función de intereses políticos, sexualidad y religión. Todas las categorías que están marcadas como información confidencial bajo la ley europea de protección de datos.

Y de hecho bajo el GDPR entrante, que se aplicará en todo el bloque a partir del 25 de mayo.

(Te puede interesar¿Aplicaciones maliciosas en Facebook? aprende como detectarlas)

Estudios ocasionaron nuevas críticas

nuevas críticas a Facebook

La investigación conjunta descubrió que la plataforma de Facebook había hecho inferencias sensibles sobre los usuarios. Permitiendo a los anunciantes dirigirse a las personas en base a intereses inferidos. Incluidos el comunismo, los socialdemócratas, el hinduismo y el cristianismo. Todos los cuales se clasificarían como datos personales confidenciales según las normas de la UE.

Y aunque la plataforma ofrece algunas restricciones sobre cómo los anunciantes pueden orientar a las personas contra intereses delicados. Por ejemplo, no permite a los anunciantes excluir a los usuarios según un interés específico.

Estos controles son inmejorables si se tiene en cuenta que Facebook está legalmente obligado a solicitar el consentimiento explícito de un usuario. Esto para procesar este tipo de información sensible por adelantado, antes de hacer inferencias sobre una persona.

De hecho, es muy poco probable que cualquier plataforma publicitaria pueda poner a la gente en cubos con etiquetas sensibles. Como «interesado en temas de socialdemocracia» o «le gustan las páginas comunistas» o «asiste a eventos homosexuales» sin pedirle que lo deje primero.

Y Facebook no está preguntando primero.

Facebook argumenta lo contrario, por supuesto, afirmando que la información que recopila sobre las afinidades / intereses de las personas. Incluso cuando implican categorías confidenciales de información como la sexualidad y la religión, no son datos personales.

(También puedes leer: Facebook suspendió 200 apps por uso indebido de datos)