¿Por qué las peores personas tienden a alcanzar el éxito laboral?

En el transcurrir de los años cada vez más investigaciones intentan identificar si son los rasgos positivos o negativos los que llevan a una persona a ser grandes lideres. Muchos de ellos suelen ser tildados de “imbéciles” o “inaguantables”. Si es esto cierto ¿por qué tienden a alcanzar el éxito laboral?.

Acaso ¿Era Steve Jobs un jefe insoportable y déspota? o un exigente pero comprensivo superior?. Lo mismo preguntamos de Bill Gates o de otros grandes empresarios.

¿Por qué resaltan las peores personas?

Casi todos nos hemos quejado de que las peores personas a las que conocemos suelen llegar muy lejos. Mientras que las más amables parecen tener problemas para prosperar.

Visionarios creativos icónicos han sido conocidos por sus personalidades “difíciles”. Desde el creador de Sopranos David Chase a Thomas Edison.

Entonces, parece que tener lo que los psicólogos podrían llamar una “personalidad desagradable” debería ayudar a las personas a ser más creativas.

¿Por qué son
¿Por qué son las causantes de muy malos ratos laborales?

En su nuevo artículo en el Journal of Business Psychology , Samuel Hunter y Lily Cushenberry sugieren que este descuido se debe al hecho de que los psicólogos han estado preocupados con el estudio de la generación de ideas.

Sin embargo, la creatividad es un esfuerzo social. Si quieres que las personas acepten tus ideas novedosas, en lugar de dejarlas de lado, debes estar dispuesto a arriesgar tus ideas.

En primer lugar, a capear cualquier comentario negativo, y luego tener la fuerza de carácter para convencer a las personas por qué sus ideas tienen mérito.

Para estos aspectos de creatividad compartidos y promocionales, Hunter y Cushenberry razonaron que tener una personalidad desagradable puede ser ventajosa.

El estudio

En uno de dos experimentos emprendidos por Hunter y Cushenberry aproximadamente 200 universitarios trabajaron solos por primera vez durante diez minutos. Tipeando ideas para una campaña de marketing para el campus en línea de su universidad.

Luego formaron grupos de tres y trabajaron durante 20 minutos como grupo en un plan de mercadeo conjunto.

El nivel de desagrado de un estudiante en la medida de la personalidad no estaba relacionada con su capacidad de proponer ideas de marketing útiles y originales. Pero estaba relacionado con la cantidad de ideas que tendían a ser tomadas por su grupo.

Además, este fue especialmente el caso cuando el grupo en sí estaba formado por personalidades más desagradables.

Dicho de manera coloquial, ser un imbécil no es ventajoso para idear ideas útiles y originales. Pero parece ser una ventaja para que se escuchen sus ideas, especialmente en un entorno que consiste en personajes insistentes.

Puedes leer también: Necesitas construir una marca fuerte (sigue estos consejos)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí