¿Cómo compras, con la cabeza o con el corazón?: Marketing emocional

Marketing emocional: ¿Cabeza o corazón?

Marketing emocionalGeneralmente cuando vamos a comprar algo, se nos viene a la mente la publicidad que se ha realizado del producto. También, la forma en que la empresa lo ha vendido a través de la propaganda. Nos embargan una serie de situaciones que llevan a identificarnos con una marca cualquiera. Esto tiene que ver con el marketing emocional.

Marketing emocional: ¿Razón o sentimientos?

Según Élia Guardiola, fundadora del portal Serendipia, el marketing emocional se define de la siguiente forma:

“Es la disciplina que utiliza una marca dentro de una estrategia, con el fin de lograr un vínculo afectivo con sus clientes, o futuros clientes, para que estos sientan la marca como algo propio y necesiten ser parte de ella”.

Te puede interesar: Crecimiento de Instagram a raíz de Facebook, ¿cómo sucedió?

Todo esto influye en el comportamiento de compra, predominando los sentimientos sobre la razón. Ya que el ser humano es un ser emocional dominado por sus sentimientos y emociones, más que por razones.

Marketing emocional

¿De qué forma actúa al momento de realizar una compra?

Algunos expertos en marketing han confirmado que las nuevas experiencias sentimentales  venden más que el mismo producto. Esto, soportado con la ayuda de una estudiada comercialización de las emociones.

Marketing emocional

Al respecto Kevin Roberts (2005) en su libro Lovemarks, menciona que la importancia en una estrategia de marketing innovadora, es el establecimiento de vínculos emocionales con el cliente. Ya que esta última es la que lleva a los consumidores a realizar una acción.

Te puede interesar: WhatsApp impone límite estricto en el reenvío de mensajes

Cuando las marcas se aprovechan de la emoción y la razón

Mientras tanto, el neurólogo Donald Calne dice que la mayor diferencia entre la emoción y la razón, es que la emoción lleva a la acción y la razón ayuda únicamente a elaborar conclusiones.

El experto en el tema Leonard Berry afirma lo siguiente:

”Los clientes con quienes hay una relación compran más, son más fieles y, a los demás les hablan de la compañía y la elogian con entusiasmo. Desarrollan un apego a la compañía. Y ésta se convierte en una aliada».

Es así como las emociones juegan un papel importante en la necesidad de supervivencia, dándole profundidad y sentido a la vida.

También puedes leer:

Gender Marketing: Un mercado basado en el género

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.